Batido de plátano y avena, el desayuno perfecto

Facebooktwittermailby feather

Este verano no he escrito mucho pero me he dedicado a preparar recetas saludables como este batido de plátano y avena.

Los zumos, batidos y licuados son una manera estupenda de aportar a nuestro cuerpo la energía, nutrientes y vitaminas necesarias para poder funcionar correctamente desde que se pone el sol hasta el momento de acostarse.
Estos suplementos alimenticios no sólo nos aportan la dosis de vitalidad necesaria para afrontar nuestro día a día, sino que también son una forma muy fácil, cómoda y apetecible de cuidarse y mantener la línea sin tener que pasar hambre.
Los batidos o smoothies pueden tomarse a cualquier hora del día, ya sea a primera hora de la mañana, antes de ir al gimnasio o para merendar.

Los beneficios del plátano y del avena

Hoy vamos a hablar de un batido perfecto para el desayuno, el smoothie de plátano y avena. Este licuado combina dos alimentos altamente saludables, ricos en vitaminas, minerales, calcio, magnesio y hierro entre otros.
Entre muchas de sus propiedades, el smoothie de avena y plátano reduce el colesterol malo y la fatiga, contribuye con la buena digestión y, sobretodo, nos brinda la energía suficiente para afrontar el día con una sonrisa.

ingredientes del batido de plátano y avena
ingredientes del batido de plátano y avena – Muchos son los expertos que recomiendan tomar avena en el desayuno, puesto que aporta nutrientes y, además, da sensación de estar “lleno” durante algunas horas, evitando así los ataques de hambre.

Preparar tu batido energizante en casa es extremadamente sencillo y sólo te llevará unos minutos si tienes una buena licuadora, si estas empezando con este tema y todavía no la tienes te aconsejo leer este estudio hecho para individuar las mejores licuadoras del mercado.

Batido de plátano y avena, el desayuno perfecto
 
Tiempo prep
Tiempo coción
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: batido - smoothie
Ingredientes
  • 2 plátanos.
  • ½ taza de copos de avena.
  • 1 taza de yogur natural.
  • 1 taza de leche (preferiblemente de soja, arroz o almendras).
  • ½ cucharada de semillas de linaza o chía.
  • 1 taza de hielo picado.
  • 1 cucharada de miel (optativo).
Preparación
  1. En primer lugar, introduce todos los ingredientes en la licuadora menos el hielo picado.
  2. Una vez los ingredientes estén bien mezclados y homogéneos, añade el hielo y licúalo hasta que quede cremoso.
  3. Puedes añadirle una cucharadita de mil para darle un sabor más dulce.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntua la receta: